Construcción modular: una realidad aumentada

Construcción modular: una realidad aumentada

Cuando en Kiwi Homes explicamos en qué consisten nuestros viviendas modulares y nuestro sistema y proceso constructivo, siempre destacamos que el sector de la construcción es de los que ha innovado menos en las últimas décadas. Pero ya estamos en el principio del fin de este retraso innovador.

La construcción modular ya no es una hipotética realidad que algunos no ven, otros hacen ver que no ven y unos cuantos, cada vez más, abandonan la hipótesis y la ven como un presente y no como un futuro. La realidad, en efecto, ya está aquí y aumentada si se nos permite jugar con este término.

El futuro se proyecta desde el presente y la realidad viene aumentada por lo que podemos observar en el informe de la consultora norteamericana Mckinsey & Company titulado «Construcción modular: de proyectos a productos» («Modular construction: From projects to products»)

Este documento apunta que «la construcción modular (o prefabricada) no es un concepto nuevo, pero las mejoras tecnológicas, las demandas económicas y el cambio de mentalidad están atrayendo una ola de interés e inversión sin precedentes. Si se aprovecha, podría dar a la industria un gran impulso de productividad, ayudar a resolver las crisis de vivienda en muchos mercados y remodelar significativamente nuestra manera de construir hoy. »

Esta histórica consultora norteamericana sitúa la cifra de negocio de este sector en EEUU y Europa en 130 billones de dólares – con B de Barcelona – en 2030, sólo pensando en el escenario más conservador de todos, y cifrando la mejora de productividad en 1.6 trillones de dólares – con T de Tarragona – así como un ahorro de costes de 22 billones de dólares.

(GRÁFICO: Fuente: Mckinsey & Company )

El informe de Mckinsey, centrado como decíamos en los EEUU y Europa, corrobora que los plazos de ejecución de un proyecto inmobiliario se pueden acortar entre un 20% y un 50% gracias a sistemas modulares 3D producidos en una fábrica (off site construction) para ser ensamblados sobre un terreno (on site) preparado en paralelo como hacemos en Kiwi Homes. Por otra parte, como se ha indicado, calcula la oportunidad de ahorro de costes en un 20%, con lo que la construcción modular presenta claros beneficios tanto para un promotor que puede iniciar el ciclo de la rentabilidad del proyecto mucho antes, como para los compradores en relación al precio si es que hablamos de vivienda. Pero podríamos hablar de proyectos hoteleros, residencias de estudiantes o de personas mayores o de equipamientos que reviertan en un gasto más eficiente y proyectos más eficaces por parte de las administraciones públicas que se financian con los impuestos de los ciudadanos.

Pero no solamente se trata de los intereses financieros. En Kiwi Homes siempre nos gusta destacar además, otros beneficios 360º por decirlo de alguna manera, así como el hecho de que la innovación en el sector también pasa por la nueva forma de adquirir las viviendas por parte de los clientes, como ya hemos comentado en anteriores posts de nuestro blog.

No se trata tampoco de limitarse a construir modularmente en 3D sin más. En Kiwi Homes entendemos que también se trata de incrementar notablemente la digitalización del proceso constructivo como hacemos con nuestro equipo, por ejemplo, utilizando BIM (Building Information Modeling), una metodología de trabajo colaborativo que centraliza toda la información para la gestión del proyecto durante sus fases de diseño, construcción, gestión y mantenimiento durante la vida útil del inmueble.

En este sentido, el informe de Mckinsey lo dice bien claro: «Después de décadas de cambios relativamente lentos, parece probable que un cambio a escala hacia la modularización -junto a la digitalización- perturbe la industria de la construcción y amplíe el ecosistema.»

Evidentemente el cambio de paradigma exige superar barreras y retos como la aceptación por parte del mercado, una demanda latente, una gestión de optimización de procesos industriales y una adaptación de la mano de obra tradicional que transite hacia una calificación como la que demanda la nueva construcción modular.

Desde Kiwi Homes comprobamos que tanto la adopción del nuevo sistema como la demanda existe claramente, como también observamos un rápido aumento acorde con lo indicado por Mckinsey. Asimismo vamos integrando mano de obra de la construcción tradicional que transita hacia la construcción modular mientras que los retos de la industrialización son tan apasionantes como enormes y es lo que nos motiva cada día a seguir mejorando para aumentar aún más esta realidad.

Off Site Construction
Kiwi Homes