¿Por qué un inversor apuesta por The Kiwi Homes?

¿Por qué un inversor apuesta por The Kiwi Homes?

¿Por qué un inversor apuesta por The Kiwi Homes?

Como la práctica mayoría de startups, The Kiwi Homes también ha necesitado financiación ajena para poder levantar el proyecto y ofrecer al mercado de la vivienda una solución innovadora en un mercado donde más allá de los materiales, el proceso constructivo ha evolucionado muy poco.

Y el mundo de los inversores es todo un mundo. La decisión de invertir en una empresa como la nuestra no siempre es estrictamente financiera. Antes, durante y después de la inversión vamos viviendo conjuntamente con ellos la percepción de la idea de negocio, del producto, la madurez del mercado…y algunos de nuestros inversores lo hacen en primera persona, como nuestro socio David de Montserrat.

«A mí me gustaba el concepto de casa modular hacía años y solía mirar las webs de los fabricantes, pero lo que me animó a implicarme fue el impacto que podía tener en el medio ambiente el hecho que todas las viviendas, de serie y a un precio muy competitivo, tuvieran certificación energética A, pero sobre todo la reducción de estrés que aporta, tanto a un particular como a un promotor, la simplificación del proceso, la disminución radical de los plazos e implicarlos en las partes más placenteras y estimulantes del proyecto », explica.

Para este inversor, «los beneficios son 360º ya que beneficia al cliente pero también a muchas otras partes concurrentes en un proyecto de manera directa e indirecta puesto que la fabricación modular industrializada también ayuda a desestresar la vía pública, sin generar escombros, cortando calles de manera muy puntual y reduciendo la contaminación acústica a favor de los vecinos, ciudadanos y del municipio en general. Y finalmente mejora las condiciones de trabajo de los operarios que no deben estar expuestos a las inclemencias del tiempo y tienen un espacio fijo y mejor habilidad para trabajar que no ir de terreno en terreno y de obra en obra.»

«Entiendo que la reforma de viviendas o la restauración siga con métodos tradicionales pero desde que he invertido en The Kiwi Homes cuando veo por la calle una promoción inmobiliaria de obra nueva llena de paletas poniendo un ladrillo tras otro me parece del Pleistoceno. No puedo ser más claro. El día que desinvierta en The Kiwi Homes la rentabilidad será mucho más satisfactoria  habiendo contribuido a este cambio en positivo», asegura David de Montserrat.

David lo ha visto tan claro que incluso, y por primera vez en la vida, ha decidido a sacar adelante una promoción con una casa modular de Kiwi Homes. «En doce meses habremos comprado el terreno, fabricado y vendido una casa de obra nueva. Quien sepa de qué va esto ya sabe lo que significa. Lo puedo decir más alto pero no más claro», concluye.

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Rosamar : la primera Kiwi home 90 CUBE Vendida !!

Rosamar : la primera Kiwi home 90 CUBE Vendida !!

Rosamar In será la primera Kiwi Home 90 CUBE de España y, ¡ya está vendida!

El proyecto de Rosamar In es el primero de la historia de Kiwi Homes, con tan sólo un mes de vida, nuestra compañía ha sido capaz de encontrar un comprador. ¡Estamos muy felices de este primer hito!

Rosamar In nace con el objetivo de fomentar y apostar por las construcciones de bajo impacto ambiental. Toda la obra se articula a través de un sistema de construcción modular, realizada en seco en taller y transportada finalmente a la parcela, donde se ensamblan las piezas in situ. Este tipo de construcción, si lo comparamos con la construcción de obra tradicional, minimiza radicalmente el impacto ambiental y la generación de residuos, al mismo tiempo que reduce costes y tiempos de construcción. Rosamar In, al igual que todas las viviendas de Kiwi Homes, cuenta con calificación energética A.

Otra de las grandes particularidades de las construcciones modulares, como Rosamar In, es su capacidad de poder atender a los cambios y necesidades de las unidades familiares que las habitan. Pudiendo ser ampliadas o reducidas fácilmente cuando los clientes lo precisan, puesto que es posible añadir módulos o bien reducir y trasladar esos módulos para ubicarlos en otro emplazamiento.

El proyecto se encuentra en la urbanización Rosamar de Canyet de Mar, situada a 110 km de Barcelona y a 50 km de Girona. Se enmarca dentro de la destinación turística de la Costa Brava, un paraje muy demandado por los veraneantes de origen europeo.

Rosamar In consta de 90m2 distribuidos en dos plantas y con un porche añadido de 35m2. La casa está equipada con tres dormitorios y dos baños, uno de ellos en suite. La cocina está integrada al salón y tiene una salida directa al porche. En definitiva, se trata de una vivienda compacta, funcional y de líneas minimalistas.